Dormir, Justo, Diablo

– ¡Otra noche sin dormir! ¡Joder! – refunfuñaba Sunset como cada mañana desde hacía más de un año. – ¡No es justo! – se decía mientras reunía las fuerzas para salir de la cama y afrontar otro día. Uno más desde aquel golpe de suerte que cambió por completo su vida. – ¿Cuánto más podré seguir así? – se preguntaba la joven estrella del rock, a la vez que escuchaba una vocecilla en su cabeza que le decía: “Es lo que tiene pactar con el Diablo…”