A qué vienen tantos besos…

Si soy lo que soy. Si soy lo que veis. Si me siento bien en mi piel y no quiero ser otra cosa... ¡¡¡¿¿¿A QUÉ VIENEN TANTOS BESOS???!!! - se lamentaba triste la rana, porque nunca le preguntaban.

Anuncios

Conversaciones Con El Lobo

Dejar el miedo a un lado es lo único que necesitas para cambiarlo todo. Ahora, lo mejor de visitar a mi abuela, son mis conversaciones con el lobo. [Publicado en https://microcuento.es el 16 de diciembre de 2018]