Mecían, Días, Pensar

Hace días que no paro de pensar en que a la niña le pasa algo. Se sienta en la ventana acariciando esa muñeca, mientras murmura una letanía ininteligible que pone los pelos de punta. Hoy le he preguntado por fin; me ha dicho que cuando se mecían las hojas era porque los árboles nos estaban espiando, pero que si ella los vigilaba no se atreverían a hacernos daño. Por eso he decidido no tomarme las pastillas del psiquiatra. Me da miedo que la niña desaparezca y los árboles vengan a buscarme.

Descanso, Extraña, Suelo

La extraña figura se erguía majestuosa en el centro de la nave industrial. El cuerpo colgaba del techo, los pies apenas rozaban el suelo y las alas se desplegaban en posición de echar a volar. “El Ángel” era un collage de trocitos de persona, cosidos para componer la fantasmagoría que ahora les contemplaba. A los pies, una nota: “Por fin los influencers están reunidos donde merecen. Que el cielo sea vuestro descanso. Alguien tenía que hacerlo”.

Primero, Mientras, Hecho

No llores más, pequeño… Primero te arroparé con la mantita y te pondré música mientras te quedas dormido. Yo no sé cantar, pero tengo recursos… Luego velaré tu sueño y te abrazaré si tienes pesadillas. Mis brazos son fríos, pero fuertes. No te dejarán caer; no te lo mereces… Y no te dejes intimidar por el hecho de que sea una máquina. Estoy programad@ para cuidarte… Estoy programad@ para cuidarte… Estoy programad@ para cuidarte… Estoy programad@ para cuidarte… Estoy programad@ para cuidarte…